Consejos de BFGoodrich en caso de explosión de llanta

Rate this post

BFGoodrich, la empresa que empezó a fabricar llantas desde el año 1870, como buenos expertos en la materia, te ofrecen unos sencillos consejos sobre qué debes hacer en ciertas situaciones muy indeseables pero inevitables cuando se disponen a suceder: el caso de que una llanta explote. Presta atención porque esto podría salvarte la vida.

¿Qué hacer cuando explota una llanta?

Debes manejar siempre con las dos manos sobre el volante, porque además de darte un mejor control en general, es muy importante en caso de explosión de una llanta.

Además, debes mantener la calma. El ruido producido por la explosión de la llanta sorprende a cualquiera y es sencillo asustarse, por esto debes estar preparado para que al momento de escuchar la explosión recuerdes concentrarte y seguir estos pasos para mantener el control de tu vehículo.

La tendencia natural es frenar de manera abrupta. No hagas esto. Mantén el pie sobre el acelerador para no perder el control, sujeta firmemente el volante, y permanece en tu carril. A continuación disminuye la velocidad poco a poco y dirígete con cuidado al carril de acotamiento.

¿Por qué revientan las llantas?

Suele suceder que a las llantas del vehículo, ya sean BFGoodrich u otra marca, les prestamos muy poca atención hasta que ya es demasiado tarde. Primero que nada, las llantas tienen una fecha de caducidad, que casi siempre es de 4 años luego de su fabricación. Es importante revisar la llanta y observar el estampado en su costado, pues allí se indica en un número de 4 dígitos, la semana y el año en que fue fabricada. Los dos primeros dígitos indican la semana, y los dos últimos se refieren al año.

Otro factor importante es la presión de inflado en los neumáticos. Es importante que no se encuentre nunca muy por debajo de la máxima presión que se indica estampada al costado de la llanta. Dependiendo de la máxima presión que indiquen será el nivel aceptable al que se recomienda inflar, si es de 32 PSI, 28 PSI es aceptable, si es de 44 PSI máximo, 35 PSI es aceptable, y si el máximo es de 50 PSI, 44 PSI es un buen nivel.

Tampoco debe excederse el peso del vehículo. El neumático tiene estampado el máximo de carga que puede soportar en kilogramos y en libras. Lo mismo se indica en cuanto a la velocidad máxima a la que se puede conducir sostenidamente durante 10 minutos, en este sentido las llantas con nomenclatura más alta son más seguras. El número de desgaste en las llantas también es crucial. Una llanta de grado 400 dura mucho más que una de grado 260.

BFGoodrich